¿Sabías que…? Al viajar con niños, probablemente los buenos momentos no los apreciamos hasta que se convierten en recuerdos y frecuentemente son los pequeños detalles los que son capaces de convertirse en momentos inolvidables. Lo más importante de todo es retener en nuestra mente aquellos recuerdos especiales que nos hicieron felices en su momento, tener presente esos momentos nos ayudará en el resto del camino, al menos a hacerlo más ameno. Aunque hay que reconocer que tener alguna que otra fotografía siempre nos ayudará, ya que nuestra mente puede llegar a ser traicionera, y nunca sabemos cuándo nos puede fallar.